MEM

ACADEMIA PRESENTA GUÍA SOCIAL EMPRESARIAL PARA PROYECTOS HIDROELÉCTRICOS

ACADEMIA PRESENTA GUÍA SOCIAL EMPRESARIAL PARA PROYECTOS HIDROELÉCTRICOS

La Dirección de Incidencia Pública de la Universidad Rafael Landívar presentó un manual que sirve de brújula para los empresarios de las energías limpias que desean acercarse exitosamente a las comunidades vinculadas a sus proyectos.

Guatemala, 19 de septiembre de 2014. La “Guía Empresarial para la Gestión Social Integral de Proyectos Hidroeléctricos en Guatemala”, suma esfuerzos de expertos que desde el sector académico y social, exponen la recomendación de una serie de pasos para hacer viable y sostenible cada proyecto hidroeléctrico que se desarrolle en el país.

“La guía hace posible conocer la perspectiva de lo que la sociedad espera del sector empresarial, aspecto que abre el camino a la coincidencia de intereses para alcanzar un desarrollo común que sea ejemplo para otras naciones”, indicó Ivanova Ancheta, Viceministra de Desarrollo Sostenible de la cartera de Energía y Minas.

El proyecto requirió de varios meses de análisis y coincidencia de conocimientos técnicos científicos del sector privado y la academia, con el apoyo del Ministerio de Energía y Minas (MEM), y la Embajada de España en Guatemala.

“Conseguimos un triángulo virtuoso con el financiamiento de la cooperación española y el acompañamiento del gobierno central”, explicó Renso Rosal, responsable de la Dirección de Incidencia Pública de la Universidad Rafael Landívar.

El resultado del trabajo conjunto concluyó en tres productos: Un estudio de percepción que recoge una serie de entrevistas, de talleres y de encuentros con grupos comunitarios, gobiernos locales, organizaciones sociales y empresarios en relación a 36 proyectos de energía renovable de un total de 120.

El segundo resultado es un documento de carácter académico que incluye propuestas en materia socio ambiental, legal y de las alternativas de nuevos enfoques de responsabilidad social empresarial.

El tercer producto es “La Guía”, que persigue brindar nuevas orientaciones a los empresarios interesados en la inversión hidroenergética.

“La Guía” considera cinco fases de trabajo: Anteproyecto, Prefactibilidad, Préstamo, Factibilidad/Implementación y Operación, fases vinculadas con acciones sociales que potencializan el éxito del proyecto.

“Coincidimos con muchas de las conclusiones del estudio porque parte importante del desarrollo integral está vinculado con la garantía de los servicios básicos”, enfatizó Jorge de León Duque, Procurador de los Derechos Humanos.

Las conclusiones que revelan el ejercicio son que no existe oposición a los proyectos, que existe debilidad en algunos sectores del Estado y de gobiernos locales para acompañar los proyectos desde la perspectiva empresarial y comunitaria, y que las acciones de responsabilidad social empresarial en algunas empresas priorizan el asistencialismo y no el beneficio colectivo a largo plazo.

“La considero una herramienta muy importante para aquellos desarrolladores privados que desean acercarse a las comunidades”, destacó Anaité Guardado, Directora Ejecutiva de la Asociación de Generadores de energía renovable (AGER).

Otra conclusión destacable es que el referente de impacto social verificable en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), se percibe como débil en la práctica.

El quinto resultado es la necesidad de considerar una actualización de la legislación en la ley de aguas y la promoción de una ley de participación ciudadana y ajustes a la ley general de electricidad.

Con la presentación de “La Guía”, la academia iniciará la fase de socialización con todos los sectores vinculados al desarrollo hidroeléctrico.