MEM

MEM enfoca esfuerzos para mejorar infraestructura eléctrica en lugares turísticos

El Ministerio de Energía y Minas (MEM), en conjunto con el Instituto Guatemalteco de Electrificación (INDE) y el Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), trabajan en una estrategia conjunta para mejorar la infraestructura eléctrica en los lugares turísticos del país.

Esta información fue revelada por el ministro de Energía y Minas Alberto Pimentel Mata, quien en principio comentó que el MEM aprobó a inicios de este año un Plan de Electrificación Rural que “es en respuesta a la Política General de Gobierno”.

“El ente llamado a la electrificación rural del país es el INDE, es una de las labores importantes que realizamos, es decir la institución es mucho más que el aporte a la tarifa social. Este proyecto, el Plan de Electrificación Rural, se realiza y se está en la parte de la consecución de los recursos para su ejecución”, explicó el funcionario.

Agregó que entre las metas del Ministerio para para avanzar con estos proyectos de electrificación rural y también aquellos que tienen que ver con la transmisión de energía eléctrica es decir tensiones de voltajes mayores se ha desarrollado una mesa de trabajo.

“Uno de los actores claves en esta mesa de trabajo es el Inguat, porque estamos convencidos que el turismo es un motor del desarrollo del país, pero lamentablemente encontramos que hay lugares turísticos que por su infraestructura no atraen mucho a las visitas”, puntualizó Pimentel Mata.

Resaltó que se lanzó un plan para que el INDE y el Inguat, con apoyo del MEM, trabajen en una estrategia conjunta para resaltar la importancia de mejorar las condiciones de infraestructura eléctrica en los lugares turísticos del país.

“A modo de ejemplo en la parte de Petén, hablamos de construir, ocho subestaciones eléctricas nuevas algunas en sitios turísticas tan importantes como Tikal, pero otras particularmente en el área central del lago Petén Itzá”, declaró el titular del MEM.

Según las estimaciones de las autoridades estos proyectos representan una inversión superior a los US$110 millones, que serán ejecutados en los próximos cuatro o cinco años, de la misma forma también hay otros lugares que despiertan interés como Livingston, Izabal que tiene necesidad de construir una subestación eléctrica para que los planes turísticos del lugar puedan ejecutarse.

“Eso implica la colaboración entre estas instituciones, pero también el llamado a otras instituciones públicas como las municipalidades, el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), porque todos tenemos que trabajar en conjunto para que esta infraestructura pueda construirse para que los planes turísticos puedan desarrollarse”, finalizó el ministro.