MEM

MESA NACIONAL PLANTEA ESTRATEGIA DE REDUCCIÓN DE RIESGO DE DESASTRES VINCULADA AL CAMBIO CLIMÁTICO

Guatemala 6 de mayo del  2016. La Mesa Nacional de Diálogo en Gestión para la Reducción de Riesgo a los Desastres, de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED), presentó recientemente al Ejecutivo,  la Estrategia Nacional de Reducción de Riesgo de Desastres vinculada al Cambio Climático, herramienta que promueve la internalización de la problemática en todos los niveles y con todos los actores, tomando en cuenta los marcos nacionales e internacionales, políticos, normativos e institucionales respectivos.

Dicha Estrategia tiene una responsabilidad compartida entre el Gobierno y los actores pertinentes: Sociedad civil, voluntariados  de trabajo  organizado;  organizaciones comunitarias, sector académico, entidades y redes científicas y de investigación, empresas, asociaciones profesionales, instituciones financieras del sector privado, fundaciones filantrópicas y medios de comunicación.

En la Mesa participan activamente los coordinadores  de la Unidad de Gestión de Riesgo del Ministerio de Energía y Minas, quienes aportan importantes elementos que enriquecen la estrategia que gira alrededor del cambio climático, para dar cumplimiento a los compromisos adquiridos por Guatemala durante la última Conferencia de Cambio Climático celebrada en París, Francia en el 2015, denominada COP-21.

Los efectos producidos por las actividades humanas en el planeta aumentan la vulnerabilidad ambiental, ponen en riesgo la seguridad de la población y atentan en contra del bien común, sin embargo, es imperante adaptarse a esta realidad de la variabilidad y del cambio climático.

Guatemala sufre los efectos del cambio climático por lo que debe tomar medidas y acciones para no sucumbir frente a diversas circunstancias que han sido producto de decisiones que no han tomado en cuenta una planificación oportuna, certera y coordinada, que imposibilita considerar en todos los sectores y niveles del Estado la gestión de reducción de riesgo de desastres y el cambio climático como factores determinantes para el desarrollo del país.

Los desafíos actuales y los futuros deben ser abordados con el fin de reducir el riesgo de desastres, por lo cual es importante, entre otros, centrarse en enfrentar el cambio climático como uno de los factores que incrementa la vulnerabilidad ambiental, respetando el mandato de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Acuerdo de Paris y el Marco de Sendai para la Reducción de Riesgo a Desastres 2015-2030.

Asumir el desafío de la reducción de riesgo de desastres ante los efectos del cambio climático en el país, requiere unir los esfuerzos coordinados entre los diversos actores desde el nivel nacional, lo que permite aumentar las capacidades para diseñar e implementar políticas, programas y medidas para aumentar y fortalecer la resilencia de la población ante la aceleración de la variabilidad climática y cambio climático, y lograr un desarrollo sostenible y seguro.

La Estrategia Nacional plantea tres líneas de acción estratégicas bajo las cuales se agrupan acciones que promueven el logro de resultados a corto y mediano plazo  -cinco y diez años respectivamente-,  que consisten en: potenciar la gestión para la reducción del riesgo de desastres, afrontar los efectos del cambio climático y aumentar la resilencia.

Para el desarrollo de las tres líneas de acción se consideran los siguientes sectores, quienes tendrán un papel importante en los resultados de corto y mediano plazo: Infraestructura, agropecuario, educación, académico, energético, ambiental, financiero y económico; turismo, comunicación social, político y políticas públicas; pueblos indígenas, así como el sector vivienda y asentamientos humanos.

La Mesa Nacional de Diálogo en Gestión para la Reducción de Riesgo a los Desastres es un esfuerzo interinstitucional con un marco programático definido, en donde convergen diferentes sectores del país para lograr estructuralmente la reducción del riesgo a los desastres y es convocada por la Vicepresidencia de la República de Guatemala y la Secretaría Ejecutiva de la coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres –SE-CONRED-.