MEM

Presidente Giammattei concede galardón a guatemaltecos e instituciones que preservan y difunden patrimonio cultural de Guatemala

El presidente Alejandro Giammattei entregó hoy la “Orden Nacional del Patrimonio Cultural y Natural” a tres especialistas y dos instituciones por sus contribuciones a la protección, fomento y divulgación del legado cultural de Guatemala.

El mandatario concedió el galardón a los arqueólogos guatemaltecos Vilma Fialko Coxeman y Rudi Larios Villalta, y al restaurador Eusebio León Álvarez del Departamento de Conservación y Restauración de Bienes Culturales, así como al Museo Popol Vuh de la Universidad Francisco Marroquín y a la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP).

“Este día nos reúne el ánimo de celebrar el día del Patrimonio Cultural de Guatemala”, enfatizó el presidente Giammattei en el acto celebrado en el patio del Ministerio de Cultura y Deportes (MCD), al referirse a la conmemoración del 26 de febrero de 1848.

En esa fecha, “el insigne Modesto Méndez Guerra”, entonces Corregidor del departamento de Petén, dirigió la expedición que descubrió la ciudad de Tikal “en su momento uno de los reinos más poderosos y desarrollado de los mayas. Hoy día, Patrimonio de la Humanidad y uno de los puntos de referencia más importantes de la cultura guatemalteca”, indicó.

“Proteger, fomentar, cultivar y divulgar la cultura guatemalteca es una responsabilidad permanente de todos los guatemaltecos, no por obedecer a un mandato o a una ley en particular, sino porque al hacerlo estamos forjando” la identidad de Guatemala como país y como sociedad, expuso el mandatario.

Agradeció “a todas las personas que con su entusiasmo y responsabilidad colaboran con el país en la consolidación de nuestra identidad guatemalteca, en el resguardo, en el cuidado y sobre todo en la protección de nuestro patrimonio cultural y natural”.

En ese sentido, reconoció la labor de quienes han sido reconocidos este día con la Orden Nacional del Patrimonio Cultural por su invaluable labor. Ciudadanos “como ustedes hacen posible que los tres mil años de riqueza cultural (de Guatemala) puedan ser exhibidos y nos podamos sentir orgullosos de ser guatemaltecos”.

En acto celebrado en el Palacio Nacional de la Cultura, el presidente Giammattei dijo que la celebración de la efeméride (26 de febrero de 1848) es oportunidad “para llamar la atención sobre la importante relación entre las expresiones culturales y el contexto natural de estas, y las responsabilidades que todos los guatemaltecos tenemos para preservarlas, protegerlas”.

Señaló que desde el Ministerio de Cultura, el gobierno hace esfuerzos “por resguardar y divulgar nuestro patrimonio cultural tangible e intangible, proteger los sitios y obras históricas, pero también para promover y fomentar las diversas expresiones artísticas y culturales dentro de las nuevas generaciones, con perspectiva multilingüe y multiétnica”.

Al respecto, pidió a los diputados de la Comisión de Cultura del Congreso de la República, presentes en el acto, “que nos ayuden a impulsar la Ley de Rescate del Patrimonio Prehispánico”, una iniciativa que posibilitará “dejar asegurado para las futuras generaciones” ese patrimonio.

La gente como factor fundamental para forjar la cultura

El presidente Giammattei afirmó que “la riqueza más importante de un pueblo, indudablemente es su gente”, que con trabajo tesonero y amor por los suyos contribuye a forjar “las tradiciones, las costumbres, la idiosincrasia, los colores y sabores de letras, canciones y pasiones”, con lo que “han dado forma y balanza a la esencia, el valor más inconmensurable que tenemos los guatemaltecos: nuestra cultura”.

La cultura y la herencia histórica de los antepasados mayas y la influencia de los conquistadores españoles “ha dotado a Guatemala de una vasta riqueza cultural, admirada y apreciada por el mundo entero”.

“¿Qué sería de nosotros los guatemaltecos sin nuestro patrimonio cultural?”, se preguntó por su parte el titular del MCD, Felipe Aguilar, al resaltar en su intervención el valor del trabajo de los galardonados y de todos guatemaltecos que son “los guardianes de nuestro patrimonio cultural”.

La arqueóloga e historiadora Fialko Coxeman, experta en el estudio de la Civilización Maya, agradeció el reconocimiento del gobierno y, al igual que el resto de los galardonados, valoró que lo recibieran de manos del presidente Giammattei por considerar que representa el compromiso de su administración con la cultura nacional.