MEM

Presidente Giammattei es condecorado por contribuciones a la conservación y protección de ciudad Patrimonio de la Humanidad

El presidente Alejandro Giammattei recibió la Orden “Diego de Porres” en grado de Gran Venera por sus contribuciones a la labor de conservación, protección y exaltación de la ciudad colonial de La Antigua Guatemala, Patrimonio de la Humanidad.

La entrega de la condecoración se cumplió en sesión solemne del Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala (CNPAG), como parte del programa de conmemoración del 53 aniversario de promulgación de la Ley Protectora de la ciudad y creación de la institución conservadora de la metrópoli colonial.

La ceremonia de entrega de la Orden “Diego de Porres” contó con la asistencia en pleno de los miembros del Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala, presidido por el alcalde Víctor Hugo del Pozo, además del académico conservador de la Ciudad.

Al recibir el galardón “Diego de Porres” en grado de Gran Venera, el mandatario rememoró sus vínculos familiares con la ciudad colonial. “Aquí nació mi abuela y de aquí salió mi familia”, dijo.

Se refirió además a la creación, acordada con el Ministerio de Cultura y Deportes, del Museo Nacional de Arte de Guatemala (MUNAG), ubicado en el Real Palacio de los Capitanes Generales de La Antigua Guatemala, que responde al compromiso del gobierno de la valorización y adecuada conservación del Patrimonio Cultural de la Nación.

Recalcó que el nuevo recinto del arte, en el que se desarrollan trabajos en una segunda fase y “estará absolutamente terminado” el año entrante, se ha convertido en el museo más visitado del país desde su apertura parcial.

“En poco menos de un año se recibieron 150 mil visitantes. Si sumamos los visitantes de los museos de Guatemala en los últimos diez años en la capital, no llegan a esa cantidad. Eso significa el MUNAG para La Antigua Guatemala”, indicó.

A la ciudad colonial “por supuesto, la tenemos que preservar, a La Antigua, por supuesto, la tenemos que conservar, pero sobre todo la tenemos que exaltar”, enfatizó el presidente Giammattei en su mensaje tras recibir la condecoración.

En su renovado guion museográfico, el MUNAG ofrece un recorrido desde el tiempo actual en la época Contemporánea, pasando por el período Moderno, Republicano, Colonial y Prehispánico que representan parte de la riqueza cultural de más de tres mil años del país.

El nuevo museo de arte de la ciudad colonial es un esfuerzo por presentar en un solo recinto, digno, una muestra de los tres mil años de riqueza cultural de Guatemala para que se conozca en Guatemala y el mundo, señaló.

“Tarea de trabajar por hacer grande al país no se termina con un gobierno”

El representante de la Universidad de San Carlos de Guatemala, Lionel Bojórquez, quien dio lectura al acuerdo de la condecoración de la Orden “Diego de Porres”, indicó que se decidió por unanimidad la distinción para el presidente Giammattei “por sus méritos en el trabajo realizado en beneficio de la ciudad colonial de La Antigua Guatemala, Patrimonio Cultural de la Humanidad”.

“Sinceramente, les agradezco el honor”, manifestó el gobernante, quien dijo que recibía la condecoración en “un momento que es especial para mí”, y enfatizó que la distinción le recordará el compromiso indeclinable de continuar el trabajo por un mejor país.

“Todo lo que hagamos por este país, todo lo que hagamos por conservarlo, por preservarlo, por hacerlo crecer va a ser una tarea que no se termina con un gobierno. Va a ser una tarea que se va a terminar el día que las nuevas generaciones dejen de luchar”, aseveró.

Guatemala “ha luchado para salir adelante. Lo que enfrentamos en la pandemia, cómo la logramos superar, cómo fuimos catalogados de los mejores países en el mundo en el manejo de la pandemia”. El logro en este caso fue resultado de que “los guatemaltecos somos luchadores”, sostuvo.

También reconoció el trabajo de los miembros del CNPAG, que con su trabajo “estricto” han logrado cumplir su objetivo de mantener una metrópoli que integra una unidad de paisaje, cultura y expresión artística.

El conservador de la ciudad, Javier Quiñónez, dijo que el CNPAG creó en 1974 la Orden “Diego de Porres” con el fin de “distinguir a las instituciones y personas que por sus méritos y actividades han prestado un servicio extraordinario a la protección, conservación o investigación del conjunto monumental que constituye la ciudad de La Antigua Guatemala y sus áreas circundantes”.

Quiñónez afirmó que “es responsabilidad de todos” la protección y conservación de La Antigua Guatemala, declarada en 1979 Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

El presidente Giammattei indicó que, entre otras obras que se realizan en la ciudad colonial, figuran los trabajos que están por concluir del Cerro de la Cruz que incluirán espacios para hacer conciertos y otras actividades culturales.

El rescate de este sitio emblemático de la ciudad “será también un lugar en el que el tejido social de los guatemaltecos se entremezcle con esa riqueza cultural” que tenemos en el país, especialmente en La Antigua Guatemala, destacó.

“Tengan la certeza de que este gobierno, hasta el último día, estará junto a ustedes ayudándolos a que esta preservación, conservación, pero sobre todo la promoción de la ciudad, siga siendo una realidad”, reiteró el mandatario.

Así “podremos tener cada día una Antigua más grande económicamente hablando, una Antigua más grande culturalmente hablando”. Es un bien para todo el país y nos ayudará a sacar de la pobreza a los guatemaltecos, apuntó.