MEM

Presidente Giammattei resalta figura de estadista y vocación integracionista de ex vicepresidente Carpio Nicolle

El presidente Alejandro Giammattei resaltó hoy la figura de estadista y el trabajo por la integración centroamericana del ex vicepresidente de Guatemala, Roberto Carpio Nicolle, fallecido la víspera en la capital.

El mandatario encabezó las honras fúnebres del reconocido político centroamericano que se efectúan este sábado en el salón principal del Palacio Nacional de la Cultura.

El ex vicepresidente guatemalteco “sin duda alguna marcó la historia de nuestro país y hoy lo despedimos con los más altos honores en el Palacio Nacional. Nuestro más sentido pésame a su familia, rogamos a Dios que les dé cristiana resignación y fortaleza en estos duros momentos”, dijo el presidente Giammattei en un mensaje en redes sociales del gobierno,

A la ceremonia luctuosa acudieron familiares de Carpio Nicolle, los ministros del Gabinete de Gobierno, representantes de sectores empresariales, académicos y populares, entre otros, miembros del cuerpo diplomático, funcionarios de organismos internacionales y diputados del Parlamento Centroamericano, entidad responsable de la integración política regional fundada por el político guatemalteco.

El mandatario, quien montó guardia ante el féretro del ex vicepresidente guatemalteco, expuso en un sentido discurso que Carpio Nicolle fue “un gran hombre”, un estadista político de altura y reconocido académico.

El ex vicepresidente, miembro de una familia de líderes políticos, es una persona que sin duda alguna marcó por mucho la historia del país y la unión centroamericana, un proceso integracionista aún en marcha que defendió “a capa y espada”, puntualizó en referencia a parte de la trayectoria profesional de Carpio Nicolle.

Dijo que conoció hace muchos años al político guatemalteco y centroamericano,  con quien forjó una gran amistad que incluso compartieron por lustros sus respectivas familias que llegaron a ser muy unidas.

“Hay un sentimiento de pesar por la partida de Roberto Carpio”, quien fue un experimentado político que compartía su sabiduría en la materia y aconsejaba a los jóvenes que pretendían desempeñarse de manera acertada en el liderazgo de la política, indicó.

Auténtico líder político y estadista centroamericano

Durante las honras fúnebres, políticos guatemaltecos y centroamericanos coincidieron en reconocer los méritos de estadista y de político convencido de los beneficios de la integración de los países de la región y que impulsó importantes gestiones en ese sentido.

Carpio Nicolle fue vicepresidente en el gobierno de Vinicio Cerezo (1986-1991), que inauguró la actual época democrática de Guatemala y líder en los procesos de pacificación de Centroamérica y en los posteriores esfuerzos por la integración política del área.

Se desempeñó como destacado investigador, periodista, escritor y luchador por la unión centroamericana. Luego de fungir como vicepresidente de Guatemala se distinguió como el primer presidente del Parlamento Centroamericano.

Fue multigalardonado tanto en el ámbito nacional como en el internacional. En Guatemala recibió las tres más altas condecoraciones que concede el Estado. En el extranjero se le confirieron, entre otros, la condecoración Francisco Morazán, en el grado de Gran Cruz, Placa de Plata de la República de Honduras.

Además de la condecoración Bernardo O’ Higgins, en el grado de Gran Cruz, de la República de Chile, la Orden del Libertador José de San Martín, en el grado de Gran Cruz, de la República de Argentina. En su honor se develaron tres bustos en las fronteras del trifinio (Esquipulas, Chiquimula, Guatemala; Metapán, El Salvador, y Nuevo Montepeque, Honduras).