MEM

Se abre convocatoria para participar en el Concurso Mesoamericano de Biocombustibles

La convocatoria para participar en el Concurso Mesoamericano de Biocombustibles, el cual tiene por objetivo promover el intercambio de buenas prácticas en materia de biocombustibles en la región, estará abierta hasta el 30 de junio próximo.

Dicho concurso es organizado por el Proyecto Mesoamérica, que es el programa mesoamericano de integración y desarrollo que potencia la complementariedad y la cooperación entre Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Su fin es ampliar y mejorar sus capacidades y de hacer efectiva la instrumentación de proyectos que redunden en beneficios concretos para nuestras sociedades en materia de infraestructura, interconectividad y desarrollo social.

El Concurso Mesoamericano de Biocombustibles además de promover el intercambio de buenas prácticas en materia de biocombustible en la región, busca contribuir a romper barreras económicas, sociales, científicas o políticas que fomenten su uso.

Para obtener detalles para participar en el concurso los interesados pueden ingresar a la página electrónica oficial del Proyecto Mesoamérica donde encontrarán más información.

Antecedentes

El Proyecto Mesoamérica fue lanzado oficialmente por los presidentes y jefes de Estado y de Gobierno de México, Centroamérica y Colombia, el 28 de junio de 2008 en el marco de la X Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, celebrada en Villahermosa, México, como resultado de un proceso de reestructuración institucional.

En dicha Cumbre los mandatarios revisaron los procesos de reestructuración del Plan Puebla Panamá (PPP), iniciado en la «Cumbre para el Fortalecimiento del PPP», celebrada en abril de 2007 en Campeche, México, y acordaron su evolución hacia el «Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica»: «Proyecto Mesoamérica».

Los proyectos de la primera etapa del PPP contribuyeron sustancialmente a la integración física y al desarrollo regional mediante importantes avances en la construcción de plataformas de infraestructura eléctrica, de telecomunicaciones y de transporte, cuya materialización es condición necesaria para el desarrollo de programas y proyectos más ambiciosos en el ámbito social.