MEM

Presidente Giammattei insta desde Ucrania a la unidad de las naciones para cesar la guerra

El presidente Alejandro Giammattei, en la primera visita de un líder latinoamericano a Ucrania, pidió hoy a los países no deshumanizarse y abogar por el cese de la guerra, de las muertes y la devastación de la nación ucraniana.

“El mundo que cree en los principios universales del respeto no debe tolerar lo intolerable, ni ser indiferente y mucho menos guardar silencio porque esto nos deshumaniza”, enfatizó el gobernante.

Consideró que el mundo no puede ser indiferente ante el drama ucraniano. “Mientras mueran seres humanos, no podemos callar nuestras voces”, ni “voltear a ver hacia otro lado”.

Sostuvo que “mientras seres humanos mueran por guerras insensatas, debemos promover, más que nunca, la democracia, la paz y la solución diplomática de los diferendos entre las naciones”.

“Nos sentimos consternados por el dolor y la devastación que en estos momentos se sufre en Ucrania”, dijo el presidente de Guatemala en una declaración de prensa junto con su colega de Ucrania, Volodímir Zelensky, luego de un recorrido por zonas “donde se han sentido los horrores de este enfrentamiento”.

Llamó a las “naciones del mundo, aquí desde Kiev” a unirse “para que cese este enfrentamiento y se restablezca la paz”, pues “cada día que se alarga este conflicto, se acorta el futuro de un niño, se pierden vidas y nos hace falta más la esperanza en la humanidad”.

“Guatemala y las naciones que amamos la paz, debemos unirnos contra toda expresión de guerra”, e “impulsar sin descanso, los compromisos globales que permitan que el drama que hoy vive Ucrania no se vuelva a repetir”, subrayó.

El gobernante anfitrión, al abrir la comparecencia ante medios internacionales, destacó la asistencia del presidente Giammattei a Kiev, “en la primera visita de un jefe de Estado guatemalteco a Ucrania en toda la historia de nuestras relaciones bilaterales”.

Resaltó también que “se trata, en general, de la primera visita de un dirigente de América Latina (a Kiev) desde el 24 de febrero (cuando inició la invasión rusa a Ucrania) y en los últimos 12 años”.

https://twitter.com/DrGiammattei/status/1551662253971312641

“Es crucial que esta visita tenga lugar ahora mismo durante la guerra brutal y colonialista de la Federación Rusa contra nuestro pueblo, contra Ucrania”, puntualizó el presidente Zelensky.

“Ucrania agradece a Guatemala su apoyo, y a usted, personalmente, presidente Giammattei, le agradezco mucho su postura de principios”, aseveró el gobernante del país en guerra en su mensaje por la visita del mandatario guatemalteco que se efectúa desde el fin de semana.

Presidente Giammattei ratifica solidaridad con víctimas de Ucrania y reconoce labor de Fuerzas Armadas que resisten invasión

“Nos solidarizamos profundamente con las familias que han sido víctimas inocentes de este terrible flagelo en sus hogares, vecindarios y ciudades”, dijo a su vez el gobernante guatemalteco, quien expresó su pesar por las “familias que han sufrido pérdidas irreparables en su nación por esta guerra injustificada”.

Honramos también -recalcó – “la memoria de aquellos valientes soldados que han dejado a sus familias, ofrendando sus vidas por proteger la independencia e integridad territorial de Ucrania”, y reconoció el esfuerzo de sus Fuerzas Armadas que, después de seis meses, “se encuentran luchando y resistiendo con patriotismo, valentía y honor”.

“En uno de los momentos más oscuros de este siglo, quisimos venir a reiterar nuestro absoluto respaldo al presidente Zelensky, que con su liderazgo, coraje y gran dignidad, mantiene unida a esta nación”, subrayó el presidente Giammattei.

Afirmó que la Carta Constitutiva de las Naciones Unidas establece compromisos “para preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra” y “reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana”.

Así como para refrendar el principio “de la igualdad de derechos de hombres y mujeres, pero sobre todo de las naciones grandes y pequeñas”.

Estimó fundamental, de acuerdo con los valores de las Naciones Unidas, “practicar la tolerancia”, “convivir en paz como buenos vecinos” y “unir nuestras fuerzas por el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional”.

Levantar la bandera de la paz, la vida y la esperanza de un mundo mejor

“Desde allá, desde mi Guatemala, traemos un mensaje como una nación que cree en la paz, en el respeto y la dignidad de los seres humanos, donde creemos firmemente que se deben impulsar los esfuerzos por levantar la bandera de la paz, por proteger la vida y la esperanza en un mundo mejor”, indicó.

El presidente Giammattei destacó que Guatemala “elevó su voz” desde el principio de la guerra que padecen los ucranianos. “Siempre seremos coherentes con nuestras palabras. Guatemala no guardará silencio”.

Dijo al respecto que Guatemala no ha sido mero espectador pasivo del conflicto. “Por el contrario, hemos promovido una fuerte ofensiva diplomática al suscribir resoluciones condenando el conflicto y urgiendo al restablecimiento de la paz”.

El gobernante guatemalteco, que en las reuniones con las autoridades ucranias estuvo acompañado del canciller Mario Búcaro, entre otros funcionarios que integran su comitiva, advirtió sobre “los efectos económicos globales” de la guerra que han generado inflación, incremento en los costos de la vida, y por ende más pobreza”, en tanto que se teme “una crisis alimentaria que podría significar la muerte de millones de personas”.

Ratificó la conveniencia de la unidad de las naciones. “Si en lugar de enfrentarnos entre nosotros, enfrentamos las causas que están poniendo en riesgo a la humanidad. Este siglo no debe representar la destrucción de la humanidad, sino la esperanza de heredar un mundo mejor”.

Tras advertir sobre los graves efectos de la guerra en el mundo, propiciados “porque un Estado, la Federación Rusa, decidió socavar las relaciones políticas y económicas existentes en el mundo”, el presidente Zelensky coincidió en que “solo juntos podemos proteger el mundo, solo juntos podemos proteger el orden jurídico internacional”.